En la Ciudad de Puebla se han presentado cuatro casos de negligencia médica en el hospital de La Margarita del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), por lo que desde la Ciudad de México se ordenó una inspección a médicos y enfermeras; además, fuentes al interior del nosocomio informaron que se reunirá el secretario general de la Sección I Puebla del Sindicato Nacional de Trabajadores del Seguro Social (SNTSS), Sergio Herrera Vázquez con el gobernador Miguel Barbosa.

Actualmente los cuatro casos de negligencia médica se encuentran en manos de la Fiscalía General del Estado, e incluso uno de ellos fue reportado ante la Comisión Estatal de Derechos Humanos para solicitar una intervención.

 

¡Contáctenos!

 

El primer caso se presentó a mediados del mes de julio, cuando un bebé de 36 semanas de nacido requería una cirugía oftalmológica ambulatoria como tratamiento de una retinopatía, por lo que se encontraba en la Unidad de Cuidados Intensivos Neonatales. Sin embargo, 50 minutos de haber ingresado al quirófano falleció a causa de una broncoaspiración.

Cuando los padres del pequeño cuestionaron a los doctores sobre lo ocurrido, cayeron en contradicciones: los médicos culparon a las enfermeras, las enfermeras a los pediatras, los pediatras a los anestesiólogos… aunque el bebé no llegó a ser anestesiado, pues las investigaciones revelaron que el infante fue descuidado mientras preparaban la sala de quirófano y broncoaspiró.

La situación no terminó ahí, ya que los padres del pequeño presentaron una denuncia ante la Fiscalía General del Estado, y al llegar los agentes del Ministerio Público al hospital, nuevamente hubo contradicciones, un acta de defunción incompleta, pero firmada, y el cuerpo del pequeño occiso fue llevado al área de fallecidos por COVID-19, dificultando el peritaje.

 

¡Contáctenos!

 

El segundo caso se presentó en agosto cuando, por error, los médicos provocaron una herida de aproximadamente 15 centímetros a un bebé durante la cesárea. Sin embargo, personal del nosocomio informó que solo se trataba de una pequeña lesión accidental en la piel del pequeño. Además, se negó la información sobre el médico responsable por la intervención quirúrgica.

El tercer caso ocurrió el pasado mes de octubre, cuando un bebé prematuro fue declarado muerto al nacer y llevado a la cámara mortuoria; pero, cuando el padre junto con el personal de la funeraria acudieron a recoger el cuerpo, lo encontraron vivo.

Le invitamos a leer la nota completa aquí: Médicos del IMSS Puebla dan por muerto erróneamente a bebé recién nacido

El padre del pequeño presentó una queja ante la Comisión de Derechos Humanos del Estado de Puebla (CDH), sin embargo aunque su caso fue reconocido por el mismo gobernador, no ha recibido apoyo en la denuncia ante la Fiscalía General del Estado.

 

¡Contáctenos!

 

El cuarto caso se presentó el mes de agosto, cuando una mujer embarazada fue rechazada en el Hospital Betania por salir positiva en una prueba rápida de COVID-19, por lo que acudió de emergencia al Hospital de la Margarita, donde tardaron horas para atenderla y, como consecuencia, su bebé presentó hipoxia neonatal, daños neurológicos y tuvo que permanecer intubado, con un estado de salud grave.

En Lex & CO somos abogados especialistas en negligencia médica y brindamos asesoría legal para ayudar a las víctimas de casos como estos a obtener justicia. Si usted o alguien de su familia ha sufrido una mala praxis, cuéntenos su caso a través de nuestro formulario de contacto, nuestros asesores se pondrán en contacto con usted para apoyarle.

CONTÁCTENOS

5568401076
firma.lex.co@gmail.com

    Por favor, demuestra que eres humano mediante la selección la estrella.

    Abrir chat
    ¡Contáctanos!