En medio de la pandemia por COVID-19, llevar un embarazo a término es una situación complicada, especialmente al buscar atención médica en los hospitales que, además de servicios generales de salud, atienden a pacientes contagiados con el virus. Tal es el caso del Hospital General de Zona (HGZ) No. 20 La Margarita, perteneciente al Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Puebla, donde el personal médico dio por muerto erróneamente a un recién nacido.

La historia comienza el pasado 21 de octubre, cuando una mujer embarazada ingresa al servicio de urgencias del mencionado hospital; contaba con 23 semanas de gestación y, aunque le faltaban otras 17 semanas, dio a luz al pequeño. Sin embargo, los médicos les notificaron a los padres que el niño no había resistido y que falleció durante el parto.

 

¡Contáctenos!

Destaca que la madre del pequeño declaró haber escuchado que su hijo había nacido con vida, y que no le fue entregado al momento del parto. Asimismo, el padre declaró que el personal de la clínica del IMSS no le notificó sobre el nacimiento del bebé, y que fue hasta dos horas después del nacimiento que se le informó que el pequeño había nacido sin vida y que era necesario buscar un servicio funerario para la velación del bebé.

Alrededor de seis horas después de haber sido enviado a la cámara mortuoria del hospital, tras haber realizado la documentación administrativa correspondiente, el padre del bebé prematuro, junto con el personal de la funeraria, ingresaron al área donde se encuentran los cadáveres para recoger el cuerpo de su pequeño, sin embargo se llevaron una gran sorpresa al percatarse de que el pequeño se encontraba vivo.

 


¡Contáctenos!
 

 

Envuelto en la sábana azul de la institución, el recién nacido lloraba y se quejaba, aferrándose a la vida, por lo que su padre grabó el momento con la cámara de su teléfono celular para tener constancia de un posible caso de negligencia por parte del personal. El pequeño recibió atención médica de soporte, y fue trasladado a la Unidad de Cuidados Intensivos Neonatales del mismo hospital, aunque su pronóstico de vida es reservado, de acuerdo con la institución.

Ante esto, el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) emitió un comunicado de prensa indicando que tras el nacimiento del pequeño se le realizó la valoración con base en los protocolos para el recién nacido prematuro extremo, sin embargo no presentó signos vitales, por lo que se certificó el fallecimiento y se trasladó el cuerpo del bebé al área de mortuorio.

No obstante, la dependencia aseguró que se investigará el caso con base en su reglamento institucional, además de brindar la atención necesaria al recién nacido y mantener informados a sus padres sobre su estado de salud.

Por su parte, el gobernador de Puebla, Miguel Barbosa Huerta, pidió que se castigue a los responsables para no dejar impune esta situación.

Desde Lex & CO manifestamos nuestro apoyo a los padres de este pequeño y alentamos a las víctimas de negligencia médica a buscar asesoría legal para la reparación del daño. Si desea conocer nuestros servicios, contáctenos hoy mismo a través de nuestro formulario y permítanos ayudarle.

CONTÁCTENOS

5568401076
firma.lex.co@gmail.com

    Por favor, demuestra que eres humano mediante la selección de la estrella.

    Abrir chat
    ¡Contáctanos!