A finales del mes de noviembre de 2020 trascendió que en el Hospital General Ajusco Medio ‘Dra. Obdulia Rodríguez Rodríguez’ negaron a las enfermeras aislarse en casa por 14 días como cuarentena ante el riesgo de ser portadoras de COVID-19, con el fin de evitar la propagación de la enfermedad a pacientes y personal de los servicios de salud, tal como recomiendan las autoridades locales y federales para contener los brotes del virus.

En entrevista con las enfermeras, informaron que una de las compañeras se encuentra en tramitación de una queja ante la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) para solicitar que se respeten sus derechos laborales, ya que ella atiende únicamente a pacientes con COVID-19 y el riesgo de contagiarse y/o propagar el virus es muy alto.

 

¡Contáctenos!

 

La disposición estipulada en el Diario Oficial de la Federación (DOF) para disminuir el riesgo a la salud de los trabajadores es que, quienes puedan, realicen sus labores desde casa. En el caso de adultos mayores de 60 años, personas con discapacidad o enfermedades crónicas (diabetes, obesidad, hipertensión, alergias, insuficiencia renal, cáncer, entre otras), mujeres embarazadas o que se encuentran en periodo de lactancia, la disposición es obligatoria ante el alto riesgo que tienen de presentar complicaciones en caso de contagiarse del virus.

Sin embargo, las enfermeras reportan que aunque se realicen la prueba de diagnóstico de COVID-19 y sus resultados sean positivos, en el hospital no les permiten confinarse en casa, a pesar de que presenten síntomas. Haciendo a un lado el protocolo, las enfermeras siguen trabajando en el hospital, e incluso indican que en ocasiones tienen dificultades para respirar, lo que puede complicarse con el uso continuo del cubrebocas.

Aunado a lo anterior, el personal de enfermería (que prefiere mantener su testimonio anónimo) indica que el hospital no les brinda el equipo de protección personal, como overoles, los cuales deben ser de un solo uso y desecharse, pero lo utilizan durante toda una semana debido a la carencia.

 

¡Contáctenos!

 

Por todo lo anterior, el personal protestó el pasado 22 de noviembre en la carretera Picacho-Ajusco para exigir mejores condiciones laborales, la entrega de equipo de seguridad para realizar su trabajo y el permiso de confinarse en casa si resultan positivos de COVID-19 y/o manifiestan síntomas para evitar un contagio masivo que empeore la ya difícil situación que se vive en los hospitales de la Ciudad de México a causa de la pandemia.

Desde el inicio de la pandemia en México, la escasez de equipos de protección ha sido una constante, que ha llevado a cometer negligencias médicas por improvisación, desconocimiento o por carencia: inadecuada separación de las áreas COVID-19, consultas médicas con equipo insuficiente para prevenir el contagio, falta de pruebas diagnósticas, entre otras situaciones.

La carencia ha sido tal, que las protestas del personal de salud son frecuentes, así como la búsqueda de servicios legales para obligar a los hospitales a brindar equipo de protección, pruebas y respetar el periodo de confinamiento a personas con riesgo de contraer, propagar o sufrir complicaciones por COVID-19.

 

¡Contáctenos!

 

En Lex & CO somos una firma legal con larga trayectoria y experiencia, le ofrecemos asesoría legal contra la negligencia farmaceutica o médica para obtener la indemnización justa que usted y su familia necesitan. Para más información, llámenos al 5568401076, mándenos un correo a firma.lex.co@gmail.com o escríbanos a través de nuestro formulario de contacto. Con gusto le atenderemos.

CONTÁCTENOS

5568401076
firma.lex.co@gmail.com

    Por favor, demuestra que eres humano mediante la selección la taza.

    Abrir chat
    ¡Contáctanos!