El 3 de mayo del 2022 en la colonia Los Picos de Iztacalco, sección 2-A, CDMX, aproximadamente a las 5:50 a.m., una mujer de 37 años fue brutalmente golpeada después de dejar a su hija en la parada para ir al colegio. Una víctima que se salvó de una agresión sexual, de la muerte, pero no de los golpes y de los traumas físicos y psicológicos que le ha generado el hasta ahora prófugo.

¡Contáctenos!

La víctima narró lo siguiente: “Después de dejar a mi hija, regrese a casa cuando el sujeto se abalanzó hacia mí para taparme la boca. He podido recordar poco a poco todo lo que me decía y me hacía porque me tocaba mis partes, me decía que me callara, que me iba a matar. Él intentaba tronarme el cuello y en una de esas entró su dedo a mi boca y lo mordí fuerte, fuerte, fuerte, hasta que él reaccionó golpeándome brutalmente hasta dejarme en el piso, inconsciente”.

Después de ser golpeada de una manera brutal, la mujer trató de ponerse de pie, pero no lo conseguía, pues, seguía noqueada, después de unos minutos se sujetó de una reja y se levantó. Minutos más tarde, su familia la trasladó al hospital del ISSSTE de Zaragoza, en donde ella ingresa a las 7:00 am y no es atendida aun viendo los hematomas que presentaba y en el estado que se encontraba, fue hasta las 14:00 que por el dolor tan fuerte que sentía se desmaya y deciden en ese momento ponerle un poco de suero.

Médicos del Hospital ISSSTE de Zaragoza en CDMX desechan importante evidencia del agresor

Después de que la revisaron, la mujer aún tenía entre los dientes un poco de carne del dedo que le mordió al sociópata (evidencia importante para, si no dar el paradero, tener algún indicio de este) pero en lugar de guardarlo lo desecharon; algo tan importante no puede ser desechado y más cuando están viendo que la víctima se salvó de ser abusada sexualmente y de un posible feminicidio.

 

¡Contáctenos!

En México es común que las investigaciones fracasen por un mal resguardo y procedimiento de evidencias, como la negligencia médica del personal que atendió a la mujer después de 7 horas, aunado al hecho de tirar la evidencia que ella tenía aún en el cuerpo.

Actualmente, la víctima se encuentra en el proceso de interponer una demanda ante la Fiscalía General de Justicia de la Ciudad de México. Por último, agregó: “La verdad es que me siento muy insegura, no he podido sacar todo lo que yo siento porque tengo que ser fuerte por mí, por mi familia, por mi hija y por mis hermanos, pero yo me siento muy insegura. Me despierto exaltada porque veo su rostro, su cara de loco, no puedo dormir”.

¡Contáctenos!

Si usted ha sido víctima de una negligencia médica de esta índole, no está solo. En LEX & CO, con gusto le asesoraremos. Llámenos al teléfono 5568401076, mándenos un correo a firma.lex.co@gmail.com, escríbanos a través de nuestro formulario de contacto o WhatsApp y cuéntenos su caso.

CONTÁCTENOS

5568401076
firma.lex.co@gmail.com

    Por favor, demuestra que eres humano mediante la selección el coche.

    Abrir chat
    ¡Contáctanos!