Mujeres embarazadas, las víctimas más frecuentes de la negligencia

Durante los últimos años ha salido a la luz la problemática a la que se enfrentan aquellos que se acercan a solicitar servicios al sector salud, ya sea en instituciones públicas o privadas la negligencia medica es una constante, especialmente en el área de ginecología y obstetricia donde las mujeres embarazadas suelen enfrentarse a todo tipo de pesadillas: la negación al servicio médico, el trato inhumano, la discriminación, los diagnósticos erróneos, tratamientos incorrectos, altas a destiempo, entre muchas otras situaciones que han dejado consecuencias muy graves en la salud de estas mujeres y de sus pequeños hijos.

En tan sólo año y medio se registraron 300 quejas provenientes de mujeres embarazadas, denunciando haber sido víctimas de negligencia médica en las diferentes etapas de la gestación, parto, post-parto y puerperio. Destaca el caso de Irene Cruz Zúñiga, de origen mixteco, quien desde hace 14 años vive en inmovilidad total debido a que sufrió una cesárea mal practicada en un hospital del IMSS en Solidaridad Tlaxiaco, donde el daño apuntaba hacia la anestesióloga pues la lesión fue a nivel cerebral con lesiones a nivel sensorial y motor.

El Grupo de Información en Reproducción Elegida, GIRE, presentó un informe el pasado 2015 donde se señalan las quejas por violencia obstétrica y negligencia médica en servicios de salud materna; estas quejas de casi 300 en año y medio suelen ser vistas como si la responsabilidad fuera de un solo individuo, sin embargo la coordinadora de Incidencia en Políticas Públicas de Amnistía Internacional México, Chacel Colorado Piña, indica que si las instalaciones de los hospitales no cuentan con servicios o personal adecuado, podemos hablar de violencia institucional pues es el propio sistema del hospital el que genera esta falta de atención hacia las mujeres.

En los extremos de la negligencia médica sobresalen los casos que revelan el abuso de poder como esterilizar a las mujeres o colocarles dispositivos intrauterinos sin su autorización, programarles cirugías innecesarias, daño a los órganos durante las cesáreas,  incluso negarles el derecho a la atención médica. Recordemos el caso de la mujer mazateca a quien negaron el servicio -alegando falta de compresión pues la señora hablaba en dialecto indígena- y tuvo que dar a luz en el patio trasero de la clínica, siendo fotografiada y evidenciando la negligencia en todos los medios publicitarios.

En 2014 la Secretaría de Salud registró 893 muertes maternas, según la Sociedad Mexicana de Salud Pública el 82% de las mujeres embarazadas ocurre a causa de la negligencia médica. Denunciar estos casos es muy importante ya que las secuelas de una negligencia pueden ser desde daños pequeños hasta incapacidades o la muerte; obtener un pago justo es lo más importante, así como la denuncia para prevenir que estas situaciones sigan dañando a más personas.

En Lex & Co podemos ayudarle, contamos con abogados expertos en negligencia médica así como un equipo integral para brindarle los mejores servicios.

Calle California No. 130-A casi esquina Inglaterra. Col. Parque San Andrés México D.F. C.P. 04040
Tels: 6840-1076 / 6840-1077 / 6840-1078 / 6840-1079

Conamed | Aviso de privacidad

Google+ Twitter pinterest