Tipos de negligencia médica: error en intervención quirúrgica

Decidirse a pasar por una cirugía conlleva una larga reflexión, además del tiempo y los recursos invertidos en la búsqueda del especialista indicado. Es, por donde se vea, un paso difícil y más aún lo es el sufrir un accidente o padecer una condición de salud que no deje alternativa distinta a la de entrar en el quirófano. En estos casos, al dolor de la enfermedad o las lesiones se suma una fuerte inversión económica.

Impericia médica

Por ello es natural que en ambos escenarios tanto el paciente como sus familiares esperen que la intervención se practique oportunamente, sin mayores contratiempos y con resultados positivos para la recuperación. Sin embargo, esto no ocurre así cuando ha habido negligencia médica, un delito que se caracteriza por irregularidades en los procedimientos, ya sea por dolo o descuido.

Cualquiera que sea la situación, la parte afectada deberá acudir cuanto antes a un especialista en materia jurídica, quien en primera instancia le orientará sobre los tipos de responsabilidad médica y el protocolo a seguir para presentar una demanda según el tipo de incumplimiento del que haya sido víctima. Entre los fallos médicos más comunes se encuentran los ocurridos dentro del quirófano, entre los cuales destacan los siguientes:

¿Qué es la impericia médica?

  • Errores de anestesia: por exceso o deficiencia, este error puede traer graves consecuencias al estado del paciente al momento de la cirugía y durante su recuperación.
  • Prescripción inadecuada de procedimientos quirúrgicos: un diagnóstico equivocado en cuanto a la intervención que ha de realizarse no sólo no soluciona el problema, sino que ocasiona uno nuevo.
  • Cirugía innecesaria: intervención puede agravar la condición preexistente.
  • Falta de higiene: ya sea que se refiera al equipo quirúrgico, mobiliario o a la práctica médica, este descuido puede provocar infecciones y problemas adicionales de salud al paciente.
  • Uso incorrecto del instrumental médico: es la causa de accidentes como cortes y lesiones internas o externas.
  • Objetos extraños: se trata de objetos como material de curación que accidentalmente se dejan en el cuerpo del paciente tras concluir la cirugía. Este tipo de negligencia termina generalmente en una nueva intervención para extraer el objeto.
  • Cirugía demorada o prolongada: incrementa la posibilidad de complicaciones e imprecisiones en la aplicación de anestesia.
  • Mala praxis en procedimientos obstétricos: casi siempre derivan de un cuidado prenatal inadecuado. Suelen ocasionar problemas en el parto y pueden tener repercusiones para la salud de la madre y el bebé.

Si usted o algún ser querido enfrenta esta situación, en Lex & Co, Firma legal podemos ayudarlo. Contáctenos, exija el resarcimiento de los daños y contribuya a que otros pacientes no pasen por esta experiencia.

Calle California No. 130-A casi esquina Inglaterra. Col. Parque San Andrés México D.F. C.P. 04040
Tels: 6840-1076 / 6840-1077 / 6840-1078 / 6840-1079

Conamed | Aviso de privacidad © 2019 Lex & Co

Twitter pinterest