Muere maestro en clínica del ISSEMyM por supuesta negligencia médica

Luego de que la profesora Lidia Subialdea Ramos hiciera pública a los medios de comunicación su inconformidad ante los hechos que llevaron a la muerte a su esposo, el también maestro Héctor Efrén González Saldívar, la Comisión de Derechos Humanos del Estado de México (Codhem) interpuso una queja para poder investigar a personal médico y administrativo de clínicas del Instituto de Seguridad Social del Estado de México y Municipios (ISSEMyM) en diferentes jurisdicciones del estado.

El caso inició desde finales de mayo, cuando el profesor Efrén acudió a la unidad médica de Ecatepec para tratar su migraña, para la cual le prescribieron amitriptilina, un medicamento usado para enfermedades mentales como la depresión, el déficit de atención y el trastorno bipolar.

Luego de presentar reacciones adversas al fármaco y acudir de nuevo a consulta, los médicos hicieron caso omiso a sus malestares y los catalogaron como efectos secundarios normales, aunque, según cuenta la viuda, el medicamento le provocaba un cansancio tan excesivo que hacía que su marido se quedara dormido en el suelo.

No fue sino hasta el 8 de junio cuando lo ingresaron en el hospital de Nezahualcóyotl, tras haberse desmayado y presentar elevada presión arterial, situación que fue empeorando hasta el día 14, cuando lo declararon con muerte cerebral.

Posterior a ello, lo trasladaron al nosocomio de Toluca para que recibiera una mejor atención, pero ya era demasiado tarde, puesto que falleció tan sólo dos días después.

La señora Subialdea relata que durante todo el tratamiento hubo diversas anomalías, tanto por la atención brindada como por falta de equipo médico, impidiendo que su difunto esposo fuera debidamente diagnosticado durante los 20 días que duró este calvario.

La supuesta negligencia pudo deberse a una mala praxis médica al recetar una droga que, como efecto secundario, puede provocar la incidencia de accidentes cerebrovasculares, como fue el caso de Efrén, quién fue declarado muerto el 16 de junio por edema cerebral.

Por ahora, queda en manos de la Codhem investigar las situaciones que ocasionaron el deceso y determinar si hubo o no violaciones a los derechos humanos, para lo que podría solicitar la intervención de otras autoridades para esclarecer los hechos, acusar responsabilidades y buscar que el daño sea reparado de alguna forma.

Este no es un caso aislado en que familias se ven afectadas por el mal servicio prestado en los centros del ISSEMyM, por lo que si usted se encuentra en una situación similar, lo invitamos a ponerse en contacto con nosotros para brindarle una ayuda personalizada para que se le haga justicia.

Calle California No. 130-A casi esquina Inglaterra. Col. Parque San Andrés México D.F. C.P. 04040
Tels: 6840-1076 / 6840-1077 / 6840-1078 / 6840-1079

Conamed | Aviso de privacidad © 2019 Lex & Co

Twitter pinterest