Las malas prácticas en las instituciones médicas que operan en el país –contando clínicas y médicos particulares— son mucho más frecuentes de lo que pensamos, esto si consideramos el número de quejas que anualmente recibe la Comisión Nacional de Arbitraje Médico (CONAMED), las cuales ascendieron a más de 17 mil 350 en 2019.

Esta cifra, que significa alrededor de unas 47 denuncias diarias, refleja la falta de regulación de numerosos hospitales en el país, en varios de los cuales se cometen graves faltas que terminan en funestas consecuencias.

Impericia médica

Malos tratos y poca información brindada por parte de los doctores hacia los pacientes, diagnósticos erróneos e irregularidades en los tratamientos quirúrgicos y farmacológicos, son algunas de las principales inconformidades presentadas por pacientes que han visto disminuida su salud y capacidades físicas a causa de yerros en las prácticas médicas, o bien por familiares de personas que, lamentablemente, han perdido la vida a causa de estas circunstancias.

Ante este panorama, en el que se esperaría que las acciones de las autoridades fueran más contundentes a la hora de encontrar responsables y aplicar las sanciones correspondientes, nos encontramos, sin embargo, con que sólo el 3% de las denuncias por negligencia médica son condenadas.

¿Qué es la impericia médica?

¿Por qué el número de condenas por negligencia médica es tan bajo?

Una de las probables causas por las que la cifra de condenas por este concepto está muy por debajo del número de quejas es que la CONAMED, al ser una organización sin fines jurídicos, busca tan sólo conciliar las relaciones entre agresores y afectados, tratando de resolver toda controversia médica antes de haber pasado 48 horas desde la denuncia.

De esta manera, lo que la comisión busca es que las partes lleguen a un acuerdo amistoso, además de hacer las recomendaciones correspondientes al nosocomio para que no se presenten casos similares. Esto, si bien es una herramienta clave para que la Secretaría de Salud pueda observar el comportamiento de los distintos centros médicos en México, no enmienda los daños de los pacientes afectados, quienes tienen que recurrir a otras instancias para que se les haga justicia.

Es en este punto en donde la asesoría jurídica especializada en negligencia médica es indispensable, pues en no pocos casos los familiares de alguien difunto por culpa de los doctores tienen que afrontar, además, los costos de tratamientos y operaciones que no eran adecuados, asumiendo por su cuenta estos y varios otros gastos relacionados con internamiento, medicinas, viajes, hospedaje, etcétera.

Pensando en ello, en Lex & Co le ofrecemos nuestros servicios con la garantía de que si usted no consigue una indemnización justa nosotros no le cobramos. Llámenos y deje su caso en mano de los mejores.

CONTÁCTENOS

5568401076
firma.lex.co@gmail.com

Por favor, demuestra que eres humano mediante la selección del avión.