A inicios del mes de enero de 2021, el médico interno de pregrado en el Hospital General de Ecatepec José María Rodríguez, Jorge Alejandro López Rivas, murió por COVID-19. Sus compañeros denunciaron una presunta negligencia médica en torno a su fallecimiento.

El caso de este joven es la primera defunción en México de un estudiante de medicina en formación. La hermana del médico, Sharon López Rivas, en entrevista con Carlos Loret de Mola, negó haber recibido alguna respuesta por parte de las autoridades o apoyo tras el fallecimiento del médico el pasado 4 de enero, día en que salió positivo a la prueba de coronavirus.

 

¡Contáctenos!

 

La familia acusa negligencia por parte de la unidad médica y al doctor que lo atendió, quien le dijo al joven que “no tenía nada” aunque presentaba síntomas de COVID-19. Incluso cuentan con documentos que notifican que el fallecido no estaba enfermo.

Además, el padre de Jorge Alejandro actualmente se encuentra hospitalizado tras haberse contagiado de COVID-19 por haber cuidado a su hijo cuando se enfermó. El señor,  de 57 años de edad, se encuentra grave a pesar de ser una persona sana, sin enfermedades crónico-degenerativas o comorbilidades relacionadas con los riesgos de complicaciones de la enfermedad.

 

¡Contáctenos!

 

Sharon no solo exige justicia para su hermano, sino la reparación del daño por la muerte de su hermano. Además, ha hecho un llamado a las autoridades, acusando la carencia de insumos médicos para el personal de primera línea que se enfrenta al virus.

Los compañeros del Hospital General de Ecatepec José María Rodríguez indican que, durante la rotación en el servicio de urgencias, Jorge Alejandro entró a reanimar y tomar muestras de pacientes sospechosos de COVID-19 en un entorno carente de equipo de protección personal, como guantes, cubrebocas o batas. Además, existe un acuerdo entre universidades y autoridades para que los internos no laboren en áreas de contacto directo con pacientes probables o confirmados de coronavirus, como el servicio de urgencias.

 

¡Contáctenos!

 

Si bien el Instituto de Salud del Estado de México (ISEM) afirmó que los trabajadores cuentan con equipo de protección, pruebas de diagnóstico y atención médica, la Facultad de Estudios Superiores Iztacala de la UNAM (donde estudiaba el médico fallecido) retiró a sus alumnos del Hospital General de Ecatepec y recomendó a los internos de pregrado que denuncien las irregularidades de las que sean testigos.

En LEX & CO, Abogados de Negligencia Medica, ofrecemos nuestro apoyo a todas las víctimas de situaciones como esta. Contamos con peritos especializados que le ayudarán a obtener justicia y la indemnización correspondiente para enfrentar las posibles consecuencias que haya dejado la mala praxis en su familia.

Cuéntenos su caso llamándonos al teléfono 5568401076, escríbanos al correo  firma.lex.co@gmail.com, a nuestro formulario de contacto o por WhatsApp. Con gusto le atenderemos.

CONTÁCTENOS

5568401076
firma.lex.co@gmail.com

    Por favor, demuestra que eres humano mediante la selección el corazón.

    Abrir chat
    ¡Contáctanos!