Tiempo de lectura: 2 minutos

Lamentablemente, cuando acudimos a una institución de salud estamos expuestos a sufrir una negligencia médica. Y si bien es una situación que se sale de nuestras manos como pacientes, sí que podemos hacer algunas cosas para reducir el riesgo. A continuación, se las comentaremos.

 

¡Contáctenos!

 

Asegúrese de conocer su estado de salud e informarlo al médico

Usted debe conocer lo más a fondo posible su estado de salud: si padece diabetes, hipertensión, si es alérgico a algunos fármacos, el tipo de medicamentos que consume y su frecuencia. De este modo, cuando acuda con un médico diferente, o si debe acudir al servicio de urgencias, podrá dar la información más importante para evitar que se le apliquen medicamentos o tratamientos contraindicados.

También es importante informar a su médico sobre los suplementos dietéticos, vitaminas, hierbas o cualquier otro que pueda causar alguna contraindicación o complicación durante su tratamiento.

 

Investigue bien al médico o institución cuando acuda por primera vez

Si está buscando un especialista de la salud para el tratamiento de una enfermedad, una cirugía plástica, un procedimiento dental, o por cualquier otra razón, le recomendamos que investigue lo mejor que pueda al médico.

Asegúrese de que tenga cédula profesional visible en el consultorio y que coincida con su nombre, verifique que cuente con los permisos correspondientes, como el aviso de funcionamiento ante la COFEPRIS, licencia de funcionamiento municipal, licencia de uso de suelo y alta en el Registro Federal de Contribuyentes (RFC).

 

¡Contáctenos!

 

Si usted no encuentra nada de esta información, debe saber que es un foco rojo de un posible fraude. Tal vez se trate de un médico que aún no se titula, o que está trabajando sin regulación por parte de las autoridades. O, peor aún, que ya haya estado involucrado en algún caso de negligencia médica y haya perdido su cédula profesional.

Además, le recomendamos conocer la clínica donde va a ser intervenido. Si puede, visite el quirófano, las habitaciones y la sala de recuperación para comprobar que estén limpios, que cuenten con equipo médico para atender en caso de urgencias y que estará cómodo durante su recuperación.

 

Infórmese sobre el tratamiento que recibirá

Ponerse en manos de un especialista no significa despreocuparse sobre su salud. Todo lo contrario: usted debe aprovechar al máximo el conocimiento y experiencia de su especialista para conocer lo más importante sobre el tratamiento que le darán. Ya sea posibles reacciones adversas de medicamentos, cuidados previos y posteriores a una cirugía, entre otros.

Si van a someterlo a una cirugía, también le recomendamos informarse sobre el tipo de anestesia que usarán, quién será el anestesista encargado, quien también debe contar con su título correspondiente.

Probablemente piense que es demasiada investigación la que debe hacer, pero su salud y seguridad lo valen. Y si usted ya fue víctima de una negligencia médica, en LEX & CO encontrará a los abogados laborales que le ayudarán a hacer frente al personal de salud para obtener una compensación justa.

 

¡Contáctenos!

 

Cuéntenos su caso al teléfono 5568401076, mándenos un correo a firma.lex.co@gmail.com, escríbanos a través de nuestro formulario de contacto o WhatsApp si necesita peritos en psicología. Podemos asesorarle ante una negligencia dental o con alguna indemnización por accidentes de trabajo.

CONTÁCTENOS

5568401076
firma.lex.co@gmail.com






    Por favor, prueba que eres un ser humano mediante la selección casa.

    ¡Contáctanos!
    Call Now Button