De acuerdo con el informe Justicia Olvidada: violencia e impunidad en la salud reproductiva realizado en 2020 por el Grupo de Información en Reproducción Elegida (GIRE) y la organización Impunidad Cero, la tasa de muerte materna aumentó un 37.9% en México, donde prevalece la violencia obstétrica, la negligencia médica y la impunidad.

 

¡Contáctenos!

 

Muchos de los casos de violencia obstétrica en el país están invisibilizados porque las mujeres no saben a dónde acudir, y solo algunos llegan a instancias judiciales como negligencia médica cuando se da la muerte materna o el daño severo al bebé.

Este mismo informe reveló que 3 de cada 10 mujeres sufrió algún tipo de maltrato por parte del personal médico durante el parto, ya sea en servicios de salud públicos o privados. La violencia obstétrica consiste en acciones u omisiones del personal médico que causen daños físicos o psicológicos a la madre durante el embarazo, el parto y el puerperio.

Esto incluye el trato cruel, inhumano, degradante, la falta de acceso a los servicios de salud reproductiva, anestesia denegada, ofensas, regaños, firma involuntaria de documentos, falta de medicación, cesáreas innecesarias o de las que no se informó la razón para practicarla, imposición de métodos anticonceptivos temporales o permanentes sin previo consentimiento libre e informado.

 

¡Contáctenos!

 

La muerte materna ocurre por causas relacionadas o agravadas de violencia obstétrica. En 2020 se reportaron 46.6 defunciones por cada 100 mil nacimientos estimados. Sin embargo, se estima que la cantidad de quejas no reflejan la situación real ya que entre enero de 2015 y diciembre de 2020 se presentaron 24 quejas por casos de muerte materna, de las cuales el 62.5% de reportes siguen archivados por falta de elementos.

De acuerdo con los reportes recibidos por la Comisión Nacional de Arbitraje Médico (Conamed), la principal causa de muerte materna es la negligencia médica. Además, estos casos son más comunes en comunidades y localidades de bajos recursos ya que son reflejo de la falta de educación, la inequidad, la carencia de servicios de salud y de instalaciones adecuadas para la atención de emergencias.

El GIRE ha recomendado a las instituciones de salud que implementen estrategias de prevención de violencia obstétrica y negligencia médica e incorporar la perspectiva de género para mejorar la calidad de la atención y reducir las tasas de muerte materna.

Si usted o alguien de su familia fue víctima de negligencia médica en la atención ginecoobstétrica, no está sola. En LEX & CO con gusto le asesoraremos al teléfono 5568401076, correo a firma.lex.co@gmail.com, o a través de nuestro formulario de contacto.

 

¡Contáctenos!

CONTÁCTENOS

5568401076
firma.lex.co@gmail.com

    Por favor, demuestra que eres humano mediante la selección el avión.

    Abrir chat
    ¡Contáctanos!