Uno de los eventos legales más complejos es el de los juicios por accidentes laborales, los cuales se presentan en caso de que un trabajador sufra un accidente dentro de sus horas de trabajo y como consecuencia de alguna de sus actividades, o bien, por otra razón relacionada con la empresa, instalaciones, maquinaria, productos químicos, entre otros.

De acuerdo con el artículo 474 de la Ley Federal del Trabajo (LFT), se considera accidente laboral toda lesión orgánica o perturbación funcional, inmediata o posterior, la muerte o la desaparición derivada de un acto delincuencial, producida durante el trabajo, cualesquiera que sean el lugar y el tiempo en que se preste. Este mismo artículo excluye los accidentes producidos durante el traslado del trabajo al domicilio del empleado y viceversa.

Los juicios por accidentes laborales requieren abogados con gran experiencia, ya que suelen ser complejos y encontrarse en juego altas cantidades de dinero como indemnización pues, como consecuencia del accidente, el empleado pudo haber quedado incapacitado para seguir desempeñándose en su profesión, además de los tratamientos que necesite.

 

¡Contáctenos!

 

En general, los empleadores deben afiliar a sus trabajadores al Instituto Mexicano del Seguro Social, de modo que si uno de ellos resulta lesionado puede recibir atención médica, quirúrgica, hospitalaria, aparatos de prótesis, ortopedia, rehabilitación y medicamentos de acuerdo con el grado de lesión y, en caso de ser incapacitante, el pago de subsidios.

En caso de que el riesgo de trabajo (RT) haya producido una incapacidad temporal, debe percibir su salario de forma íntegra hasta que se encuentre en condiciones de regresar a trabajar. Si el padecimiento dura más de tres meses, este o el patrón podrán solicitar al IMSS que determine si se debe seguir el mismo tratamiento o declarar incapacidad permanente, con lo cual tendrá derecho a recibir el monto correspondiente a la indemnización por accidentes de trabajo. Estos exámenes se pueden solicitar de forma trimestral hasta que el trabajador recupere su salud y se reincorpore a su empleo.

Sin embargo, si el patrón no dio de alta ante el IMSS a un trabajador y este se lesiona, tendrá que pagar prestaciones, conceptos e indemnizaciones correspondientes, ya sea por incapacidad temporal o permanente para trabajar, o bien, por el fallecimiento del empleado.

 

¡Contáctenos!

 

Además de la obligación del patrón de pagar la indemnización por accidentes laborales, es importante considerar que podría ser multado por la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS) con una sanción que oscila entre 50 a 5,000 veces la UMA (equivalente a 4,344.00 a 434,400.00 pesos); y el IMSS puede fincar un capital constitutivo por el no cumplimiento de inscribir a sus empleados a la institución.

Otro punto importante a considerar es que el patrón debe proporcionar un trabajo acorde a las capacidades físicas del empleado después de haber sufrido el accidente, esto en caso de que se haya determinado que no es apto para seguir desempeñando la labor que prestaba. En caso de no contratar al trabajador en un puesto para el que sea apto, se considerará como despido injustificado, por lo que tendrá que pagar la indemnización indicada en artículo 48 de la LFT, que consiste en el importe de tres meses de salario.

Si usted ha sufrido un accidente en, o a causa de su trabajo, y no sabe qué hacer: contáctenos. En LEX & CO, además de contar con un abogado negligencia medica, somos expertos en juicios laborales y podremos ayudarle a obtener la indemnización por riesgo de trabajo justa a su caso.

¡Contáctenos!

 

Para más información, llámenos al teléfono 5568401076, mándenos un correo a firma.lex.co@gmail.com o escríbanos a través de nuestro formulario de contacto. Con gusto le atenderemos.

CONTÁCTENOS

5568401076
firma.lex.co@gmail.com

    Por favor, demuestra que eres humano mediante la selección el corazón.

    Abrir chat
    ¡Contáctanos!