Negligencia médica en los servicios de ugencias

El área de emergencias de un hospital suele ser visitada a diario por un gran número de personas que acuden de urgencia debido a accidentes, infartos, enfermedades, infecciones, situaciones que requieren ser atendidas de inmediato. Sin embargo, las estadísticas de negligencia medica nos dicen lo contrario, ya que en los servicios de urgencia suelen hacer falta material técnico y humano para atender a todo paciente que lo necesite; la mayoría de las reclamaciones se relacionan con el retraso en la atención, la falta de realización de análisis para el diagnóstico correcto y las altas precipitadas.

Imaginemos a un paciente que acude a urgencias con un dolor al costado derecho del cuerpo y fiebre a quien, tras una exploración física, se envía de regreso a casa con diagnóstico de dolor abdominal o indigestión y que al otro día regrese con un cuadro de periotonitis causada por una apendicitis. Esta situación podría haberse prevenido con análisis adecuados sangre para establecer un diagnóstico y tratamiento certero; algunos grupos de casos tienen el mayor número de reclamaciones por negligencia médica en los servicios de urgencias:

  • Urgencias cardíacas: El caso del paciente que acude al servicio de urgencias con molestias torácicas de carácter opresivo, en cuya exploración le indican un dolor traumatológico pero sin realizar un electrocardiograma u otras pruebas para descartar fallas cardíacas.
  • Fallecimientos, alumbramientos u otras situaciones presentadas durante el periodo de espera.
  • La negativa a ingresar a pacientes o negativas de la atención médica.
  • Descuidada exploración del paciente en urgencias traumatológicas, en la que se incluye la falta de pruebas de diagnóstico como radiografías, dejando pasar desapercibidas lesiones o fracturas que requieren tratamiento quirúrgico urgente, de lo contrario pueden dejar al paciente con secuelas dolorosas y funcionales.
  • Diagnóstico equivocado, aún contando con análisis clínicos, cuya consecuencia es la elección de un tratamiento medicamentoso o quirúrgico erróneo.
  • Urgencias neurológicas entre las que se cuenta la falta de diagnóstico, una exploración descuidada, la omisión de pruebas de laboratorio y la falta de un especialista en neurología dentro del personal de urgencias para la exploración de un paciente accidentado o con politraumatismos.
  • Muchas veces el personal de emergencias se fija en los trastornos evidentes, como fracturas, problemas cervicales o dolores abdominales, pero se olvidan de buscar lesiones internas en órganos o hemorragias, así como en los síntomas neurológicos causados por un accidente.

Sin duda alguna, la labor de los servicios de emergencia es ardua y noble, sin embargo los usuarios de estos servicios requieren del mejor trato; en Lex & Co somos abogados expertos en casos de negligencia médica y podemos ayudarle si ha sido víctima de una de estas situaciones. Llámenos hoy mismo y cuéntenos su caso.

Lex & Co, El Arte de Ganar.

Calle California No. 130-A casi esquina Inglaterra. Col. Parque San Andrés México D.F. C.P. 04040
Tels: 6840-1076 / 6840-1077 / 6840-1078 / 6840-1079

Conamed | Aviso de privacidad

Google+ Twitter pinterest