Las infecciones hospitalarias, ¿Se consideran negligencia?

Un caso común dentro de los hospitales, es la propagación de bacterias y microorganismos provenientes de la gran cantidad de infecciones que se tratan en estos lugares; sin embargo, existe un debate entre si las infecciones hospitalarias son complicaciones posteriores a un procedimiento quirúrgico o una mala praxis al no seguir las medidas profilácticas que se requieren en un nosocomio.

De acuerdo con diversos peritos médicos especializados,  los procedimientos quirúrgicos invasivos propician nuevas vías de infección, que son microorganismos provenientes de los pacientes, del personal sanitario, de las visitas y de otros pacientes hospitalizados; esto se da debido a que se debilita el sistema inmunológico del paciente y sus patologías latentes con las cirugías, por lo que se propicia a un desequilibrio que puede provocar la aparición de los agentes infecciosos. Un paciente recién operado, que adquiere una infección durante su estancia en un hospital suele preguntarse si la infección es contraída debido al mal manejo de la higiene y cómo actuar ante una negligencia médica de este tipo.

Sin embargo, los protocolos de profilaxis deben seguirse al pie de la letra, ya que estos son la diferencia entre una negligencia o mala praxis y la complicación de una cirugía o enfermedad tratada en el nosocomio. Las infecciones hospitalarias más frecuentes son:

  • Infecciones respiratorias, asociadas a la intubación o ventilación mecánica.
  • Infecciones quirúrgicas, originada en la propia intervención quirúrgica.
  • Infecciones urinarias, debido a los cateterismos de las vías urinarias.

Estas infecciones suponen una causa de mortalidad, con mayor frecuencia en los centros públicos de salud, debido a la gran afluencia de pacientes y número de intervenciones diarias que en ellos se practican; hoy en día es frecuente encontrar reclamaciones por la asistencia médica que no se ajusta a los protocolos de atención al paciente.

Si bien el avance de la medicina ha permitido reducir los motivos que generan las infecciones intrahospitalarias ocasionadas por las intervenciones quirúrgicas, difícilmente se pueden eliminar totalmente los riesgos de una infección nosocomial. Se debe informar a través del formato de consentimiento, sobre los posibles riesgos y complicaciones de un procedimiento quirúrgico, como la infección de una herida quirúrgica, pero esto no provoca que el personal quede exento de responsabilidad si un paciente contrae una infección, especialmente si esta se debe a la no observancia del protocolo.

Tal vez te interese leer: ¿Qué debe saber el paciente sobre negligencia médica?

Sin embargo, las infecciones bacterianas pueden considerarse como patologías latentes en el paciente, o adquiridas por agentes externos, fuera de la responsabilidad de los centros sanitarios.

Todos los centros sanitarios deben cumplir y contar con sus propios protocolos para la prevención y control de las enfermedades, así como la infraestructura adecuada y medidas profilácticas para combatir y prevenir las infecciones. El no poseer dichos protocolos o no aplicarlos adecuadamente, puede considerarse negligencia o mala praxis médica; sin embargo, si se poseen y aplican y aun así se presenta una infección, puede considerarse una complicación, que se sale de las manos del especialista.

Para demandar por negligencias derivadas en infecciones hospitalarias, el reclamante debe probar que los protocolos no se cumplieron o no existieron y debe presentarse una queja primero a la administración del hospital o centro de salud y, si no se da atención a la queja o el daño al paciente fue grave, podemos acudir a instituciones como la Conamed o a solicitar la asesoría de abogados especialistas en negligencia médica como Lex & Co.

Si usted o algún familiar ha sufrido una negligencia médica, recuerde que en Lex & Co podemos ayudarle; llámenos y cuéntenos su caso.

Calle California No. 130-A casi esquina Inglaterra. Col. Parque San Andrés México D.F. C.P. 04040
Tels: 6840-1076 / 6840-1077 / 6840-1078 / 6840-1079

Conamed | Aviso de privacidad

Google+ Twitter pinterest